Tiempo de bufones

Bufones de Pría al atardecer

El invierno es la época de los maretones, y con ellos llega uno de los mayores espectáculos que se puedan disfrutar en el Cantábrico, los bufones.

La costa oeste de Asturias es una especie de queso gruyer. Los acantilados calizos que van desde la falla de Arra en Ribadesella hasta el límite con Cantabria, están repletos de cavidades submarinas fruto de una serie de procesos geológicos conocidos como “modelado kárstico“. Sin entrar en detalles, cuando las olas azotan la base de los acantilados, el agua entra con fuerza en estas cavidades siendo expulsada con enorme virulencia por los pequeños orificios que hay en superficie, formando los conocidos “bufones”.

Es difícil transmitir con fotos la sensación de fuerza que se siente al estar en las proximidades de los bufones, ver como se elevan esas columnas de agua que pueden alcanzar hasta los 40 m, el viento que generan a su alrededor y sobre todo el ruido. Sus tremendos “bufidos” que se pueden oír desde bastantes kilómetros de distancia.  No está de más comentar que hay que evitar a toda costa acercase demasiado, en los últimos años han ocurrido varios accidentes mortales por causa de imprudencias, así que hay que ir con cuidado.

Aquí van unas fotos de alguno de los bufones más conocidos que estos días “bufan” sin cesar.

Bufón del pozu Pría
Bufón del pozu Pría
Bufones de Arenillas
Bufones de Arenillas

Y si os quedáis con las ganas de visitar estos bufones la mejor manera es hacerlo con naturapps 🙂

Deja un comentario