Con ganas de otoño

Parece que el verano se resiste a dejarnos este año, aunque el calendario nos dice que ya hemos cambiado de estación, y yo ya tengo ganas de otoño. Ganas de ver nuestros bosques cambiar de color y que caigan las hojas y sobre todo, ganas de recoger sus frutos. Mientras tanto, tendré que conformarme con echar la vista atrás e ir preparándome para lo que espero no tarde en llegar.